Vie. Jul 19th, 2024

Vinícius júnior Se puso líder de la Seleçao y marcó dos Dianas en los minutos 35 y 45+4. El joven Savinho, sorpresa del once titular, marcó en el 43 y Lucas Paquetá de penalti en el 65, mientras que Omar Alderete cayó en el 48.

Con este triunfo, Brasil se reafirma en el segundo lugar de la llave con 4 puntos y tendrá la oportunidad de atacar al líder en Colombia (6) en la última jornada, el martes.

Brasil, deseoso de un triunfo evidente tras su engañoso arrebato contra Costa Rica, se encontró con dos de sus compatriotas de Paraguay, donde Lucas Paquetá cometió una primera infracción en el descanso.

Al volante del West Ham, investigado en Inglaterra por su supuesta actividad en eventos deportivos, la suerte le hizo perder el primer puesto en Las Vegas al lanzar un máximo de penaltis.

Hubo cierta brillantez entre los 46.939 aficionados, la gran mayoría brasileños, que no pudieron ver el estadio Allegiant en llamas, pero Vinicius Jr rápidamente se transformó en aplausos.

El jugador del Real Madrid asumió que los galeses iban a renunciar a Neymar y se encontró en el nivel en el que su país esperaba al gran candidato al Balón de Oro.

Si en sus primeros 31 partidos como internacional anotó tres goles, en Las Vegas celebró un doblete sólo en el primer tiempo.

Vini también montó en la motoniveladora con botes, bicicletas y malabarismos que saborearon las delicias de Neymar, que en su día fue un “torcedor” más en la selección auriverde.

Neymarherido, vio el partido desde una de las gradas del Allegiant Stadium, buscando el calor ensordecedor de la ciudad de los casinos.

En la organización del partido, el técnico del combinado guaraní, el argentino Daniel Garnero, intentó sorprender a Brasil bajo una presión muy alta, consciente de que la circulación del balón no es una de las virtudes de esta versión de la canarinha.

El campista callejero Damián Bobadilla se presentó por primera vez con una misión de la zona que lo obligó a enfrentar a Alisson con mucha impaciencia.

Otra oportunidad de Bobadilla resultó en un contragolpe brasileño en el que Paquetá faltaba encontró el brazo de Andrés Cubas mientras este giraba.

El propio Paquetá exigió el balón pero éste desapareció y se perdió.

Antes de que mejoraran los nervios para los suyos y los suyos, Vinicius Jr rompió la racha brasileña en esta Copa América en una triangulación ofensiva que se retorció con el balón en sus pies para pelear bajo el arquero Morínigo.

El golpe fue una liberación para los presionados integrantes de la “Canarinha”, que celebraron a todo pulmón y un gesto de recuperación señalado ante sus aficionados.

Dos partidos después llegaron antes del descanso tras un desfile de Bruno Guimaraes.

El joven Savinho, que entró en la alineación de Raphinha, capturó varios rebotes en el área para poner el 2-0.

Otra acción desafortunada de Paraguay terminó en el segundo tiro de vino que, al escuchar la pequeña zona de presión, provocó que el Alderete impactara su piedra que llegó en rojo.

Alderete, central español del Getafe, se equivocó al anunciar el 3-1 con una jugada fuera del área.

Otro gran ataque de Alisson irrumpió en la casa de Julio Enciso, la gran esperanza paraguaya, e hizo triunfar a Brasil que vio su sentencia a otra sentencia pronunciada de la mano de Villasanti.

Aunque versionaron los temas de “Vini, Vini”, fue Paquetá quien ganó una segunda oportunidad y anuló el 4-1 definitivo.

El técnico Dorival Junior concedió 10 minutos de juego al joven Endrick en una final final, mientras que el paraguayo Andrés Cubas fue expulsado por Douglas Luiz mientras se encontraba en el campo.

Brasil tendrá que pelear con Colombia en Santa Clara (California) para terminar como primer grupo y evitar un probable enfrentamiento con Uruguay en la final.

Paraguay, por su parte, buscará los puntos de honor frente a Costa Rica, que tiene unidad y debe luchar y a la que Brasil se niega a clasificar a cuartos de final, una combinación muy milanesa.