Jue. Jul 25th, 2024

EL 7 de julio de 1974, en el Estadio Olímpico de Múnich.Se escribió una de las páginas más dramáticas y apasionantes de la historia del fútbol mundial. La selección holandesa, conocida popularmente como “Naranja Mecánica‘, llegó a la final del Mundial Alemania como el gran favorito. Su juego visual, innovador y dinámico se había ganado los corazones y los entusiastas de todo el mundo. Sin escala. el destino les había preparado un matrimonio que se deshacía.