Mié. Dic 6th, 2023

Al menos 60 personas han sido detenidas y más de 20 resultaron heridas en el aeropuerto de Majachkalá, la capital de la república rusa de Daguestán, de mayoría musulmana, donde este domingo una muchedumbre se lanzó en busca de israelíes y judíos, según informaron este lunes las autoridades locales. Entre los heridos se encuentran nueve policías, dos de los cuales tuvieron que ser hospitalizados, según el departamento del Ministerio del Interior para el distrito federal Cáucaso norte, que añadió que han sido identificados más 150 participantes en los disturbios.

Cientos de personas tomaron el aeropuerto y la pista de aterrizaje tras llamamientos en canales de Telegram a acudir al aeropuerto ante la llegada de vuelos procedentes de Israel y a revisar los vuelos y automóviles en busca de israelíes y judíos en protesta por el conflicto entre Israel y el brazo armado del grupo islamista Hamás.

Según medios de comunicación rusos como Echo de Daguestán, la turba gritó consignas antisemitas y “Allahu Akbar” (Alá es grande). También se escucharon disparos. Algunos corrieron hacia la pista de aterrizaje e intentaron subirse a un avión que había llegado de Tel Aviv, según vídeos difundidos en las redes sociales. Las fuerzas de seguridad lograron despejar tras varias horas de disturbios el aeropuerto.

“Los médicos están tratando en hospitales a diez víctimas del incidente en el aeropuerto de Majachkalá”, señaló el Ministerio de Salud de Daguestán, según la agencia TASS. Dos de ellas están en estado crítico y 10 más han sufrido heridas menores. La Agencia Federal de Transporte Aéreo ordenó inicialmente el cierre del aeropuerto hasta el próximo 6 de noviembre, pero luego indicó que la medida regirá solo hasta mañana martes.

Una multitud camina gritando consignas antisemitas en la pista de aterrizaje del aeropuerto de Majachkalá, en Daguestán.AP

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

El Kremlin lo achaca a la “injerencia exterior”

Por su parte, el Kremlin declaró este lunes que los disturbios antisemitas de Daguestán, fueron “en gran medida, el resultado de la injerencia exterior” y de los intentos de Occidente de “dividir a la sociedad rusa”, según afirmó el portavoz de la presidencia rusa, Dmitri Peskov, en su rueda de prensa diaria.

Con las “imágenes televisadas de los horrores que tienen lugar en la franja de Gaza”, es “muy fácil para los malintencionados utilizar y provocar la situación”, lamentó el portavoz, en declaraciones recogidas por la Agencia France Presse (AFP). Dmitri Peskov no especificó quién era el responsable de esta supuesta “injerencia”, pero el gobernador de Daguestán, Sergueï Melikov, señaló esta mañana a Ucrania sin aportar ninguna prueba. Horas más tarde, la portavoz del Ministerio de Exteriores, María Zajárova, achacó la responsabilidad al “régimen de Kiev” por su “papel clave” en los acontecimientos. Su justificación se sustentó en la “rapidez” con la que el presidente ucranio, Volodímir Zelenski, comentó los disturbios: “Es una evidencia directa de que este sabotaje informativo” es parte de una campaña “coordinada por los servicios especiales ucranios”, dijo Zajárova.

El gobierno de Daguestán ha abierto un centro operativo las 24 horas del día y movilizado todos los departamentos. El gobernador de la república, Serguéi Melikov, escribió en su canal de Telegram que “las acciones de quienes se reunieron en el aeropuerto de Majachkalá son una grave violación de la ley”. “Todos los daguestaníes se identifican con el sufrimiento de las víctimas de las acciones de personas y políticos injustos y rezan por la paz en Palestina. ¡Pero lo que ocurrió en nuestro aeropuerto es indignante y debería recibir una evaluación adecuada por parte de las fuerzas del orden! ¡Y esto definitivamente se hará!”, indicó.

La comisionada de Derechos Humanos de Rusia, Tatiana Moskalkova, afirmó a su vez que “los acontecimientos en el aeropuerto tienen claramente como objetivo incitar al odio étnico y pueden conducir a graves violaciones de los derechos humanos”. Y recalcó: “El objetivo es desestabilizar la paz civil en Rusia. En estos tiempos difíciles, insto a los ciudadanos de Daguestán a no sucumbir a las provocaciones y a seguir estrictamente la ley y los llamamientos de las autoridades de la República”.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.



Ver Más noticias…