Sáb. Jun 15th, 2024

La temporada pasada el Barcelona decepcionó más que nunca, pero en las semifinales de la Liga ACB ante el Real Madrid la muerte del proyecto liderado por Roger Grimau se hizo efectiva. Tras ante los blancos con rotundidad (3-0 en la eliminatoria) y confirmó que no tenían un nuevo título en las vitrinas por primera vez desde 2020, juan carlos navarro, director deportivo del blues, tomó el micrófono de Sorpresa y escribió un punto y final. “Fue un período de transición, con muchos cambios, pero aún no estamos en altura. Tengo que cambiar porque no hemos conseguido los objetivos. Fue una apuesta, un cambio radical, y no hay buen resultado. Ahora creo que estoy pensando en el futuro.

El crítico tiene buenas posibilidades, pero en realidad la reestructuración que sufrió el equipo en el pasado se debe exclusivamente a la difícil situación económica del club. La sección de canasta, como todos los gastos, recibió un potente tiro y pasó un presupuesto de 43 millones de euros a uno solo de 30. De ahí, que paró para encima a las tres tarjetas más altas de la planta, el entrenador Sarunas Jasikevicius y los Astros. Nikola MiroticCory Higginsy apostatasteis para formar un grupo humilde.

A partir de aquí, el dios y timón del equipo han Roger Grimau, que ingresa en la cantera azulgrana y que no tiene experiencia en el baloncesto profesional. Naturalmente, que cobrase dos millones y menos que su antecesor fue uno de los motivos que inclinó a hacer equilibrio a favor de su contrato. Pero, a lo largo del período, hay una de las principales señales del mal juego de nuestros alumnos y la falta de fortaleza mental que se manifiesta ante los fracasos.

Los jugadores se salvaron. De hecho, solo Jabari Parker, que se encontró en gran forma durante una carrera turbulenta en la NBA marcada por lesiones, estuvo a la altura. Hay 27 puntos ante el Madrid, el pasado domingo quedó claro que también puede ser un jugador que adora a los jugadores del ataque azul en los años vendidos (ha renovado hasta 2026). Pero sus compañeros, Salvo Vesely, que también eran todo un líder antes de la dificultad, estaban en vilo.

Ni las veteranas (Laprovittola, Satoransky, Abrines) ni las nuevas empresas (Hernangómez, Brizuela, Parra) marcaron diferencias. Ricky Rubio, que ayudó al equipo a superar el mes de febrero por sus problemas de salud mental, también ayudó a recuperar el balón, tal y como se ha confirmado. “Esto me dice que se sentía raro, quería cambiar algunas cosas. Entrar en un periodo temporal no es fácil, sobre todo por mi forma de ser, más llamada, y no, me sentiré al 100%. Creo que no estoy seguro de todo lo que espero, pero te esperaré sin ninguna expectativa. Está claro que el balance no es bueno», aseguró el base, que concretó su victoria con el Barça este mes, y ahora parece más cerca del irse que de quedarse.

Todas estas cuestiones fueron evidentes para Navarro, que también fueron comunicadas al cuerpo técnico de los jugadores. “No del todo para el empresario. Algunos jugadores no están a la altura. Estoy aquí en diciembre. No me gustaron algunas de las actividades de algunos de ellos. Nadie está en altura. Nosotros tampoco. Cometimos errores. No puedes contestar si Grimau te dice que no, pero hay que cambiar. Tampoco será una revolución para la planta, pero volverá a serlo. Dos o tres piezas pueden ser muy importantes.

Donde se transmiten las palabras de Navarro es que, salvo sorpresa, Grimau ne seguirá. Empezaron a aparecer varios candidatos para sustituirlo. Una de las mayores ilusiones es la de Xavi Pascual, actualmente en el Zenit ruso y que dirigió a los azulgranas durante un periodo (de 2008 a 2016), conquistó una Euroliga, cuatro Ligas, tres Copas del Rey y cuatro Supercopas. esloveno Jaka LakovićEl exjugador azulgrana, exalumno de Pascual y actual técnico del Gran Canaria, también tiene opciones de vuelo en casa.