Sáb. Jun 15th, 2024

Fue otra final (la enésima) para los hombres de Manolo González. También en el momento de la Real Oviedo. Quien dará un paso de gigante en su carrera para disputar los play-offs. El conjunto asturiano supo adueñarse seriamente del conjunto barcelonista en varios momentos del encuentro. Luengo anotó primero, Braithwaite empató de penalti y Cabrera di la victoria aux locales. Este triunfo perico llega tras un mes y significa sin sumar tres puntos y ya el equipo barcelonés a cuatro puntos del segundo punto y seis por encima del septiembre.

La elevación de la figura del bajo obligó a Manolo González a presentar nuevas novedades una vez. Padre Milla y Keidi Baré Salieron de inicio por los lesionados Jofre Carreras y Gragera. Además, también fue titular el canterano Antoniu Roca, porque Nico Melamed había sido expulsado en la jornada pasada en Valladolid. Mucho mejor lo hizo el Real Oviedo en el partido. En el primer minuto de la reunión, Masca anotó de cabezapero la acción que fue invalidada antes del partido fue mucho más intensa y ofensiva por parte de los visitantes, y en apenas 15 minutos de partido siguieron un disparo anulado y dos ocasiones clarísimas (una de Dani Calvo en el minuto 12 y otra de Dani Calvo en el minuto 12). Colombato en 14).

El Oviedo es mucho más ligero y su rival es más fácil de manejar. El Espanyol se mantuvo impreciso en el centro del campo, dándose un festín con muchos balones y mostrándose de blanco y concibiendo en defensa. Con este pretexto, traerá al visitante solo en cuestión de tiempo. Entonces, en el minuto 23, Cazorla sacó un corner et Luengo remató de cabeza para poner el cero a uno.

Sin embargo y en contra de todo lo que se anuncia en términos de éxito sobre el terreno, El Espanyol recibe penaltis. Colombatto jugó en el área con Keidi Baré y el colegiado sancionó la pena máxima, que fue transformada por Braithwaite en el minuto 30 (el delantero acabó sumando 21 goles en ese lapso). Durante el siguiente juego en el campo, incluso si un balón fue colocado contra el oponente y estaba en una situación superior en el juego, el jugador fue marginado. Aiguadóque, entre récords, acabó fallando ante un jugador rival, aunque la acción fue más clara.

Pase lo que pase, el sudor y la luz duran poco mientras el daño está hecho, solo hay una cosa Daniel Calvo Recibí una alforja directamente en la puerta de Joan García. Pero, de nuevo, la gracia divina se le apareció al Espanyol y Lax Franco fue expulsado por Alemao, que, aunque sin tocar el balón en ese momento, obstruyó, según criterio del colegiado murciano, un Brian Oliván y, por tanto, el impío despejar el balón.

La segunda parte comienza exactamente y da los mandos del juego. Cumplida la media hora de encuentro, fue el Espanyol quien lo hizo. Los pericos están dañados en la posición. y empezó a pasar, pero la indecisión en los últimos metros (usted es habitual en el conjunto quiazul blanco) la estaba perjudicando mucho de cara a puerta.

Con este escenario, el hombre vivió (y celebró) un golpe de Estado para Manolo González. En el 63, Milla sacó de esquina y Cabrera remato de cabeza para ponerle la espalda a uno. El Barcelona está mejor y mejorando, una paradoja, poder hacerlo. Asimismo, unos minutos después, Martin Braithwaite tuvo un claro regreso a la cima del área que se encaminaba hacia el poder de Leo Román. A partir de aquí, la fiesta tomó impulso y Oviedo tomó el mando. a los 75 Juan García Hay una gran «salida» para eliminar el balón con balón en la zona. Además, quedó patente que el Espanyol sufrió en todos los rincones del equipo de la capital asturiana, lo que afectó a la intención de la práctica total de los deportistas que deseaba.

Manolo González se mantuvo durante el último cuarto de hora bajo la presión del Oviedo, que se dio cuenta y se adelantó. Para remediar esta situación y poder vender el Victoria, el técnico debe pensar que lo mejor para su equipo será la entrada lateral o central. Óscar Gil y Víctor Ruiz, en lugar de un extremo y un central medio, Pere Milla y Aguado. Además, Gastón Valles también entró en partido para que las intenciones del Espanyol quedaran manifiestas: dejar llegar los balones y el cuerpo uruguayo rastreando a los cazarlos en vuelo. Esta es sin duda la táctica de Manolo González Por supuesto, debido a que tu equipo terminó el encuentro, ni siquiera tienen un Libro del Sufrimiento.

Ahora el Espanyol es cuarto clasificado con 65 puntos y allá vamos. A 4 puntos de la subida directa. Además, el grupo avanza prácticamente a la clasificación del play-off (hay un punto en los dos partidos restantes que será matemático). Por su parte, el Oviedo sexta y lo dice, dos puntos, el Sporting.

PARTIDO FICHA

Espanyol: Joan García, Omar, Sergi Gómez, Cabrera, Oliván (56' Rubén Sánchez), Keidi, Aguado (80' Gil), Antoniu Roca (65' Bauza), Puado (80' Gastón Valles), Pere Milla (80' Víctor Ruiz), Braithwaite.

Oviedo: Leo Román, Viti, Cazorla, Colombatto (77' Borja Bastón), Dani Calvo, Alemao (86' Millán), Luengo, Seoane, Masca (65' Paulino de la Fuente), Pomares (77' Bretones), Borja S, (65' Dubassin).

goles: 0-1 Oier Luengo (23'), 1-1 Braithwaite (31'), 2-1 Cabrera (63').

Árbitro: Lax Franco Salvador (Murciano). Amonestó a Colombatto (31'), Antoniu Roca (35'), Oliván (50').