Sáb. Jun 15th, 2024

el Sevilla FC Envió a Erik Lamela este martes en un acto frente al estadio Ramón Sánchez Pizjuán. El argentino milita en tres campañas en Nervión, disputó 92 partidos oficiales y alcanzó su premio con una UEFA Europa League. De hecho, el delantero se ganó la popularidad de la afición, sobre todo, con el gol que marcó la Juventus en el partido de semifinales de la Europa League. Mientras estaba en Sevilla durante la final de Budapest, la plaza conquistada de España acaba de cumplir un año. De hecho, ayudó a los dirigentes del club y a los amigos del futbolista, mientras sus compañeros capturaban un vídeo que les permitiría convertirse en los mejores en el futuro. Lamela tiene contrato para la final de junio y no va a ser renovado, como Óliver Torres.

De esta manera, el Sevilla FC contó a otros jugadores que escribieron con el puño y la letra los éxitos de los últimos años. El presidente de Sevilla, José María del Nido Carrasco, quien agregará todo su contenido en el club: “Hay dos tipos de personas, que pasan a la historia o lo que pasan por ella. Estás agradecido por todos los buenos que crecieron en Sevilla. Este es un ejemplo de esfuerzo y rendido nunca. Podemos decir que estamos contentos con el jugador y la persona. Sevilla siempre será tu ciudad y Sevilla tu equipo.

En su discurso de desesperación, el argentino se muestra muy emocionado y mejorado en el club. Monchi “que me trajo”: “Solo tengo palabras de agradecimiento. Agradezco ados lo que habéis venido. El conjunto del Sevilla FC es una pequeña víctima. Como todas las despedidas, es un poco triste estar en este lugar. Este es el momento en el que un jugador no tiene esperanzas. Los ciclos terminan y para mí es importante expresar quién soy en el club. Me sentiré como en casa estando solo en el centro del fútbol, ​​pero no hemos tenido la importancia de eso y del trabajo de la gente que nos ayuda a ser los mejores”.

Sobre este golpe registrado por el Sevilla, el argentino confirmó que había hecho un gesto con quien pretendía “delegar” un poco de lo que había hecho el Sevilla FC. “Veo que tienes algunos recuerdos. Y por eso pasamos un año en Europa donde este club no me conviene. Espero que con mi objetivo esté un poco donde me dio el club. Estoy realmente agradecido y espero elevarme en mi corazón. Podrías volver con tus hijos y mostrárselos. Soy un privilegiado de tener un vestido con esta camiseta”. Hacia sus compañeros de entonces, Lamela reconoció que las lesiones habían dicho: “Siempre lo más frustrante son las lesiones, que no puedo ayudar al equipo y esta ultima fue fea porque tenía pendiente jugar unos partidos mal. No tengo planes de ir a Sevilla.

Si bien si había llegado su momento en Sevilla, el delantero afirmó que sabía que se estaba preparando para “un ciclo”, aunque no tenía la forma más ideal de su sueño: “Vive el día a día en el club., las lesiones no ayudaron a mi mejor nivel. El máximo en el día del día y ahora toca completar un ciclo aquí. Me queda la espinita de la Supercopa”. También afrontó una situación difícil para quien pasa por Sevilla, pero se encomendó a los responsables del club conocer la situación: “La persona que está aquí sabe lo que tiene que hacer. El punto es el que asegura que el equipo no se separe del vendedor. Por eso, grandes jugadores van a estar bien en la plaza. Además, hay palabras para los jugadores que acaban de visitar el distrito hispalense: “La presión siempre existe en el fútbol. Seguramente no funcionará. La gente que va a ir y los jugadores como Navas tienen mucha experiencia seguro que sirve de guía para el camino. Es importante que os integréis y ayuden”.

Finalmente, el jugador reconoció que hoy ya no tiene un destino cercano y que está abierto a recibir ofertas, aunque sea la primera para recuperarse de su última lesión: “No hay futuro en el futuro cercano. Entré por mi propia cuenta. La trayectoria de Lamela en el Sevilla no va de rosas. Las lesiones han ido acompañadas durante la mayor parte de estos años y no es posible desarrollar su juego de forma regular con la elástica del Sevilla. Sin embargo, el argentino fue pieza clave para el éxito del Séptima Europa League En Budapest marcó el gol que metió al Sevilla en la final ante la Juventus y marcó un momento en la lista de penaltis en la final ante la Roma. Los hitos que lo unieron de por vida al club hispalense, así como lo hicieron hoy en su despedida.

Es por las circunstancias que este martes también se perdió a Soumaré del Sevilla FC. El pívot francés regresa a su club de origen, el Leicester, que ha realizado un regreso notable esta temporada. La entidad blanca no puede ejecutar la opción de compra de 15 millones de euros, porque el jugador tenía los hombres y se lo dijo a Nervión.