Sáb. Jun 22nd, 2024

El reconocido escritor italiano Roberto Saviano ha sido condenado en primera instancia a pagar una sanción de 1.000 euros por difamar a la primera ministra, Giorgia Meloni, a la que llamó “bastarda” en 2020 en un programa de televisión en el que estaba opinando sobre la retórica antinmigración de algunos políticos italianos.

El juicio comenzó en noviembre del año pasado, cuando Meloni llevaba apenas un mes al frente del Gobierno italiano. El intelectual participó en diciembre de 2020 en un programa de televisión en el que denunció la supuesta instrumentalización con fines electorales del fenómeno migratorio a través del Mediterráneo central por parte de la ultraderecha. “Os habrá venido a la memoria toda la basura lanzada contra las ONG, a las que llaman ‘taxis del mar’ o ‘cruceros’. Solo me sale decir: bastardos. A Meloni y [Matteo] Salvini: bastardos, ¿cómo podéis?”, clamó en la pantalla, comentando un vídeo que mostraba a una mujer que había perdido a su hijo de seis meses en el mar después de que naufragara la embarcación en la que viajaba junto a otras personas que intentaban alcanzar las costas europeas. Saviano mencionó a Salvini, líder de la Liga, y a Meloni por su oposición a las ONG que rescatan a migrantes en el Mediterráneo.

La primera ministra denunció al escritor por difamación. No así Salvini, actual vicepresidente del Gobierno, aunque este trató de unirse a la acusación cuando el juicio ya había comenzado.

Saviano, que vive protegido por una escolta policial por las obras en las que desvela los mecanismos mafiosos, como la exitosa Gomorra (2006), considera este juicio un ataque a la libertad de expresión. “Surge de mis palabras de crítica a quienes han hecho del miedo y el cinismo su política”, dijo el escritor este jueves a su llegada a los juzgados, antes de conocer la sentencia. Y calificó el proceso judicial de “intimidación” hacia él.

“Hoy el poder político quiere perseguir a quienes critican su labor. Mi crítica radical se hace con pleno conocimiento de quienes han provocado hundimientos y han convertido el Mediterráneo en un lugar de muerte. Giorgia Meloni aterroriza a la opinión pública hablando de invasión, aunque las cifras digan lo contrario y pide el hundimiento de los barcos de quienes intentan salvar a los migrantes. Cuanto más fuerte sea el crimen, más fuertes serán las críticas que se le harán. La suya es una intimidación contra mí, la misma que llevó a la cancelación de uno de mis programas, ya grabado, de la parrilla de la televisión pública. Como hace [el primer ministro Viktor] Orbán en Hungría, golpea a unos pocos para que todo el mundo entienda el mensaje. Mis palabras han asustado a este Gobierno”, declaró el escritor.

La Fiscalía había pedido una multa de 10.000 euros para el escritor y Meloni había reclamado una indemnización de 75.000 euros, al considerar que “bastardo no es una crítica, sino siempre un insulto”, en palabras de su abogado, que ha alegado que el único objetivo del escritor fue “atacar la dignidad moral y personal” de la líder de Fratelli d’Italia. “El acusado utilizó un lenguaje excesivo, vulgar y agresivo; se puede criticar, pero nadie está por encima del código penal”, señaló el letrado en el juicio.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Mientras, el enfrentamiento entre Salvini y Saviano viene de largo. Entre ambos sigue abierto otro proceso judicial por difamación que se remonta a una publicación del escritor en sus redes sociales en 2018 en la que se refería al entonces ministro de Interior como “el ministro de la Mala Vita”, un término que en Italia se usa para referirse a la Mafia. Poco después, Salvini amenazó con retirar la escolta a Saviano, un paso que el Consejo de Europa llegó a definir como “una intimidación por parte del Estado”.

Recientemente, el escritor ha ganado una demanda civil contra el ministro de Cultura, Gennaro Sangiuliano, por otra publicación de 2018, en la que comentaba el nombramiento de este como director del telediario TG2, del segundo canal de la televisión pública italiana. En este caso, Saviano relacionó al ahora ministro “con figuras políticas implicadas en diversas investigaciones judiciales en el ámbito del crimen organizado”. El juez que dictó aquella sentencia absolvió al escrito, al considerar que sus declaraciones entraban en el ámbito del derecho de crítica.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites



Ver Más noticias…