Dom. May 19th, 2024

Abu Dabi, Emiratos Árabes Unidos (CNN) — Israel informó que golpeó objetivos del grupo militante palestino Hamas en el sur del Líbano y Gaza el viernes temprano, luego de que se dispararan docenas de cohetes desde el sur del Líbano hacia el territorio israelí, que el ejército israelí dijo que culpa a Israel.

El número de cohetes disparados contra el Líbano fue el más alto desde 2006, pero no se reportaron víctimas en los ataques en Gaza, Israel o el Líbano.

Los daños causados ​​por los ataques desde todos los lados se limitaron a edificios, vehículos y áreas agrícolas.

Los ataques nocturnos se produjeron después de que la policía israelí llevara a cabo dos ataques violentos contra la mezquita al-Aqsa de Jerusalén en menos de 24 horas desde el miércoles.

Sin embargo, la situación se mantiene estable. El viernes, un tiroteo en Cisjordania que apuntó a un grupo de inmigrantes que conducían mató a dos hermanas e hirió gravemente a su madre en lo que la policía israelí calificó como un «ataque terrorista». Hamas y la Yihad Islámica saludaron lo que describieron como una «operación fuerte». La violencia de este año llega en un momento crítico para israelíes y palestinos. Los musulmanes celebran el mes sagrado del Ramadán, mientras que los judíos celebran la Pascua.

Humo en la ciudad de Gaza el 6 de abril de 2023. Credit: MOHAMMED ABED/AFP vía Getty Images

La violencia también se produjo cuando Israel lidia con las secuelas de las protestas masivas por la controvertida reforma judicial, que remitieron solo ligeramente la semana pasada tras el anuncio de una moratoria, dejando al país profundamente dividido.

Así es como se desarrolló la situación y por qué la violencia de este año es tan preocupante:

¿Quién controla qué en Jerusalén?

El complejo de la Mezquita al-Aqsa, conocido por los musulmanes como Al Haram Al Sharif, es el tercer lugar más sagrado del Islam y el más sagrado del judaísmo, conocido por los judíos como el Monte del Templo.

La Mezquita al-Aqsa y los edificios circundantes están ubicados en la Ciudad Vieja, en la parte este de Jerusalén, que la mayoría internacional considera que está bajo control israelí. Israel capturó Jerusalén Este en 1967 y considera a Jerusalén Este y Oeste parte de su «capital eterna».

Un acuerdo permanente entre Israel y Jordania rige los lugares sagrados musulmanes y cristianos en la región. Pero los detalles del acuerdo cambian constantemente, dice Mairav ​​​​Zonszein, analista israelí-palestina del International Crisis Group, un grupo de expertos con sede en Bruselas.

Las fuerzas israelíes y palestinas se enfrentan en una mezquita en Jerusalén.

Los musulmanes consideran el ataque de la policía israelí a la mezquita de al-Aqsa como un gran desafío y ha llevado a una escalada de violencia en el pasado. La guerra de 2021 entre Hamas e Israel fue provocada por el ataque de Israel a la mezquita de al-Aqsa.

Según el acuerdo permanente, Jordan es el custodio del complejo. Pero la policía israelí controla Jerusalén Este, y Zonszein dijo que la participación israelí en el complejo ha aumentado desde la segunda intifada o levantamiento palestino en 2000.

Francesca Albanese, relatora especial de la ONU sobre los Territorios Palestinos Ocupados, le dijo a CNN que la policía israelí ha estado atacando el área durante años, especialmente durante el Ramadán, con frecuencia e intensidad variables.

Lo que es diferente esta vez, dice, es que se produce en medio de niveles récord de violencia entre israelíes y palestinos, y una retórica incendiaria hacia los palestinos por parte de los ministros derechistas del gobierno israelí.

¿Por qué la policía israelí atacó la mezquita de al-Aqsa?

Los llamados para que los musulmanes permanezcan en sus casas durante la noche aumentaron después de que grupos judíos extremistas alentaran a los judíos a subir al lugar y sacrificar cabras como parte del ritual tradicional de Pascua -holo, que ya no se usa en la actualidad.

La policía israelí dijo que irrumpió en al-Aqsa el miércoles después de que «cientos de alborotadores y blasfemos de las mezquitas se refugiaron» en el interior, y agregó que una vez dentro, los «alborotadores» les arrojaron piedras y armas.

«Su plan era causar disturbios violentos, especialmente contra los peregrinos que iban al Monte del Templo por la mañana», dijo el jueves un portavoz de la policía, refiriéndose a los no musulmanes, a quienes se les permite visitar pero no rezar bajo el acuerdo de la condiciones existentes. . Algunos miembros del actual gobierno israelí han hecho campaña para permitir que los judíos rindan culto allí.

Los videos publicados en las redes sociales el miércoles por la mañana mostraban a la policía israelí golpeando con porras a los fieles musulmanes que gritaban. Testigos le dijeron a CNN que la policía también rompió ventanas y puertas y disparó granadas y balas de goma.

El ataque causó indignación en los países árabes y fue criticado por los aliados de Israel, incluido Estados Unidos.

Aunque el derecho internacional no reconoce la soberanía de Israel sobre Jerusalén Este, y el acuerdo de enfrentamiento prohíbe el acceso de Israel a la Mezquita de al-Aqsa, Israel ha intentado en repetidas ocasiones impedir las oraciones nocturnas musulmanas allí.

No existe un acuerdo claro que prohíba el culto nocturno en la mezquita, pero el portavoz de la policía israelí Dean Elsdunne le dijo a CNN el sábado que “a los musulmanes no se les permite estar dentro de las instalaciones durante la noche”.

Zonszein dijo que Israel dice que hay un «entendimiento (con los cuidadores jordanos) sobre las noches de insomnio», y agregó que no se han anunciado y es poco probable que los palestinos las acepten.

Es costumbre que los musulmanes realicen oraciones nocturnas en las mezquitas durante el Ramadán, una práctica conocida como i’tikaf.

«A lo largo de los años (i’tikaf) se convirtió en otra herramienta de conflicto», dijo Zonszein. “Israel comenzó a prohibirlo cuando descubrió que era una forma de que los palestinos provocaran un conflicto con los judíos israelíes”.

Aunque es costumbre hacerlo mayormente durante los últimos 10 días del Ramadán, i’tikaf se puede hacer en cualquier época del año y no se limita al mes sagrado, dijo el jeque Ikrima Sabri, imán de la mezquita de al-Aqsa. a. Ex muftí de Jerusalén.

Los medios israelíes informaron que la policía evitará que los no musulmanes abandonen el área durante los últimos 10 días del Ramadán, en línea con años anteriores.

Después de la violencia del miércoles, el Waqf, el organismo designado por Jordania que administra los lugares más sagrados de los musulmanes en Jerusalén, dijo que la mezquita de al-Aqsa «no cerró sus puertas» a quienes realizaban oraciones i’tikaf durante el Ramadán, incluso de noche. incluso el sol. Sabri dijo que los tiempos de oración son prerrogativa exclusiva de las autoridades musulmanas locales.

Francesca Albanese, de la ONU, dijo que, según el acuerdo vigente, el Waqf Islámico de Jerusalén, bajo custodia jordana, «es la única autoridad reconocida responsable de administrar el sitio».

¿Qué pasará después?

Hasta ahora, los ataques de Israel contra Gaza y el Líbano se consideran bajos en comparación con su respuesta en 2021 y años anteriores, donde los ataques con cohetes contra Jerusalén fueron más violentos.

Si bien las amenazas a la seguridad tradicionalmente han unido a los israelíes y enmascarado las divisiones internas, algunos dicen que la escalada podría tener el efecto contrario en el gobierno israelí.

«Chuck Freilich, ex asesor adjunto de seguridad nacional de Israel e investigador principal del Instituto de Estudios de Seguridad Nacional de Israel (INSS), dijo que si bien las bajas tensiones pueden distraer la atención en el debate de la reforma judicial, un gran aumento podría dañar la imagen de Netanyahu, especialmente durante las celebraciones de Semana Santa.

La respuesta de Netanyahu se produce no solo en medio de la agitación interna, sino también en medio de relaciones tensas con Estados Unidos y los aliados del Golfo, dijo, y agregó que en general se sabe que Netanyahu es cauteloso en el gasto de su ejército.

“La esperanza es que (el gobierno) pueda dimitir, pero no estoy seguro de que lo hagan”, dijo, y agregó que probablemente beneficiaría a Hamás y al Hezbolá del Líbano, ambos respaldados por el antiguo enemigo Israel. Irán. , para «aprovecharse de la desorganización de Israel».

“Existe la posibilidad de que esto empeore en un momento en que Israel está profundamente dividido internamente”, dijo.

– Información adicional de Abeer Salman y Amir Tal en Jerusalén, Lauren Izso en Tel Aviv e Ibrahim Dahman en Gaza.

Ver Más noticias…